martes, 19 de abril de 2011

A ver mundo.

Cada día molo más. Anoche, a la que me entregaba a los brazos de morfeo, tuve un último pensamiento racional: " mañana tengo que acordarme de...". Pues eso, ¡¡que no se de qué!!.
Y, claro, ahora ando todo el día mosca por si era algo de lo que me tengo que llevar de viaje, que si me asaltó así tan de repente seguro que era importante.
¿O sería del trabajo?, aunque esto me preocupa menos, nuestra sacrosanta central cierra por primera vez en la vida, así que ya me lo pedirán a la vuelta... " ¡que no envíaste no se qué!...¿no?, juraría que lo hice, pues ahora te lo mando". Y arreglao.

La culpa de todo es el amontonamiento mental que tengo con la dichosa maleta y la meteorología. Porque si te dicen que va a hacer un calor de achicharrar o un frío polar, sabes a qué atenerte. Pero no, resulta que puede hacer calor a ratos, frío a ratos, llover a ratos....¿qué pretenden?¿que me lleve el armario?.
Tengo las camas de la habitación de las chicas que ya no les cabe más:  jerseys, camisas, vaqueros, lana, seda, algodón, chubasquero, deportivas, botas, rebequita fina, chaquetón...que sólo me falta una sombrilla y un abrigo y ya tengo el kit paracualquiereventualidad. ¡Qué cruz!
Y pensar que yo era un modelo de economía maletera...
Si cabía en una pequeña mejor que en una grande, que después hay que cargar con ella. Y total, si cojes ese pantalón que te convina con dos o tres camisas ¿para qué más?. Lo malo es que ahora han de ser dos pantalones, uno grueso y uno fino, así que ya son de cuatro a seis camisas, o camisetas, o jerseys  que combinen. Menos mal que también sirven para el vaquero ( ¡ostras!, que no se me olviden los mocasines).
¿Y si cojo una falda? ( ¿falda?, y medias y taconazos y...¿tú estás loca o qué?).

Pero aún lo conseguiré, acabaré inventando el uniforme de viaje perfecto, cómodo a la par que elegante, casual pero cool y que sirve igual para visitar momumentos que para ir a cenar. Ese que con dos sencillos toques ya parece otro. Menos mal que para los potingues no tengo problemas: crema hidratante con color protección 50 ¡y que salga el sol por Antequera!

Ya los estoy oyendo...¿y la maleta?,  aquí , ¡¡¿esoooooo?!!
¡Viajes a mí!

Foto: Nazareno meditando en la Mezquita. De Robin74

11 comentarios:

el Sr. Skywalker dijo...

Si tuvieras una capa y unas botas como yo, verías lo fácil que es hacer una maleta.
Tachupao.
Pásalo bien y no te preocupes por la vuelta.
Como le digo a Leia: "que lo único que te quite el sueño sea la cafeína".
Saludos y ya contarás.

Maria dijo...

¿El uniforme perfecto de viaje? Sin lugar a dudas: "le petit robe noir". No tienes que llevar nada más; lo único, los complementos: unos taconazos por si tienes ocasión de lucirlos, un zapato cómodo para caminar, un zapato medio para ir al cine o a tomar algo por la tarde. Dos o tres bolsos diferentes, según el momento. Unos cuantos "adornos": un collar medio étnico, para llevarlo con los zapatos cómodos cuando vayas a patear la ciudad; unas perlas irregulares, que dan mucho juego; por supuesto, un broche vintage y unas cuantas pulseras de distinto tipo. No estaría de más incluir unos pendientes pequeños y unos más vistosos. Por si hace frío: una chaqueta informal para caminar; otra, de tela, para sentarte en una terraza; no te olvides una prenda de abrigo especial, algo con un aire totalmente "parisino" para la noche: porque, nunca se sabe, es posible que tengas que ir a la ópera. Por si llueve, una gabardina con un mínimo de estilo, y algo para cubrir la cabeza; por favor, ¡nada de horribles chubasqueros de plástico verde del todo a cien! O... mejor todavía, si llueve, ir a todo en taxi. Ni se te ocurra olvidarte de la parka; que puede que haga frío; y, ya puesta, algo de abrigo pero que no sea tan informal. Deberías incluir, también, un pañuelo de cabeza; por si quieres visitar una iglesia ortodoxa o una mezquita. A todo esto añade aquello que tu buen sentido de mujer de mundo te aconseje añadir (maquillaje, perfume...).

¿Ves? ¡No es tan difícil! ¡Tan sólo un vestidito negro! ¡Bien poca cosa!

(Éste es un comentario homenaje a algunos artículos absurdos de las revistas femeninas) ;)

Un beso y... disfruta y... no te olvides... el equipaje que garantiza el éxito de unas vacaciones nunca va en la maleta: lo llevas dentro de tí

El guardian del Faro dijo...

Sky...si yo fuera por ahí sólo con una capa y unas botas, quedaría raro,raro, raro...
Por supuesto que pensaba contarlo.;DD

El guardian del Faro dijo...

Me inclino ante tí, María...jajaja ¡sembrada es poco!. Seguro que tu lo harías mejor en esas revistas y con mejor gusto.¡Andevaparar!
Menos mal que no voy a ir a la ópera, así no tengo que llevar el dichoso vestidito...

;DD

Fer dijo...

Siempre, siempre, hay algo se olvida... forma parte del ritual de las vacaciones... Pero lo importante es disfrutar a tope, salga el sol o no...

Un beso !!

cactus girl dijo...

Jo, yo estoy igual. NO tengo ni idea de lo que llevarme. Porque no me gusta ir cargada como una mula, pero me parece que no me va a quedar más remedio, con este tiempo loco.

Luego de lo que me llevo no me pongo nada y me acuerdo de todo lo que me he dejado en casa...

En fín, que yo también tengo un azogue maleteril...

pseudosocióloga dijo...

Botas al sur, no.
Deportivas por si llueve o tienes que andar.
Alpargatas con tacón por si hace calor y quieres estar mona.
Tú eres alta, así que para vestir con unos mocasines vas que ardes.
Vaqueros, igual valen "pa" un roto que "pa" un descosido.
Blanco de día y negro de noche para acompañar a los vaqueros, rebequita y chubasquero.
Frío polar, en el sur, no va a hacer, y si vas de procesiones, la muchedumbre da mucho calor.
Yo, en Madrid, que viene la gata de jerusalem, su judío y mi churumbel

caarsa dijo...

Piensa que te lleves lo que te lleves siempre echarás en falta lo que dudabas y al final desechaste , lo más difícil es hacer maleta para tan pocos días

Abrazos

PD si te vas a pasear con capa y botas cuéntalo y pon fotos , jajaja

La pequeña Meg dijo...

Espero que lo estes pasando muy bien!!! Ya nos contarás!!! Un besazo!!!

Elvis dijo...

Lo mejor es enviarse el equipaje por Seur..., eso nunca falla y no hay que preocuparse del tamaño de la maleta...
Besos.

El guardian del Faro dijo...

Queridos míos todos: en resumiendo...¡¡viva la secadora!!.
¡Jajajaja!
Vamos, que volvía siempre mojada hasta las trancas. Cosa, por otra parte, que creo os ha pasado a casi todos.
Ya os contaré más cosas...

Besos y abrazos