martes, 26 de abril de 2011

Cuando llueve en Pureza

No puede compararse con el diluvio que nos cayó en la madrugá del viernes santo.


Porque yo ya sabía que todas las madrugás llueve en Triana, pero no porque se rompa el cielo y el agua te cale, sin poder moverte entre tanta gente ni resguardarte bajo ningún balcón.

Tampoco tiene que ver con las lágrimas de tristeza y resignación que caían en tantos rostros que, como nosotros, habían esperado expectantes una tregua para ver salir a su Reina.

En Pureza llueven plegarias, mezcladas con gritos de alegría y alabanzas. Y todo es júbilo y derroche, exceso y pasión.

En mi particular estación de penitencia, estuve allí, como todos, esperando a inundarme de una lluvia de sensaciones, mientras suenan Campanilleros o Amanecer en Triana.

Porque cuando sale la Trianera, se desparrama la primavera y sólo puedes dejar que caiga sobre ti, inundando tu alma de la misma forma que la lluvia inunda los cuerpos, hasta los huesos.



Porque en la calle Pureza llueve Esperanza…


Y me quedé sin Arco del Postigo, el Baratillo o Santa Ana.  Sin  Callejuela de la O.
Pero volveré...

6 comentarios:

Fer dijo...

Una verdadera lastima... Todo el año preparandolo con tanta ilusión, para que al final por la lluvia se fastidie todo... El año que viene, tal vez...

Un besín

el Sr. Skywalker dijo...

Pues sí, es una verdadera lástima, pero no es la primera vez que pasa.
De todas formas, cualquier día es bueno para ver Sevilla, aunque sea bajo un diluvio.

pseudosocióloga dijo...

Da igual en que fechas caiga S.S, esa semana siempre llueve...es curioso.Será que el cielo llora para redimirnos.
Aunque no sea creyente, a mi me emociona ver a la gente "emocioná" y es verlo y lloro.
Celebro que lo hayas pasado bien.

El guardian del Faro dijo...

Y que lo digas, Fer...contaban los más viejos del lugar que no recordaban otra semana Santa como ésta. 31 hermandades sin poder salir, record absoluto. Daban una penita...

Menos mal que no te hice caso Sky, y me llevé ropa de sobra.Que si no...
A mi me encanta Sevilla de cualquier manera, pero imagínate que hubiera hecho calorcito y el olor del azahar se hubiera mezclado, al anochecer, con el del incienso. ¡Salgo levitando! ;))

Será eso Pseudo...yo lloro también.La primeravez que fuí a Sevilla fué con mi madre y eso marca.
Espero que te lo pasaras genial tú también, con toda la tropa en casa.
¡Ah!..y no acertáste con lo de las sandalias, unas botas de agua hubieran sido mejores.¿Qué digo?..el equipamiento del capitán pescanova al completo. ;D

Besos a todos

La pequeña Meg dijo...

Aqui en Málaga es el año que menos procesiones han salido...Aunque este año no me ha afectado tanto (tenia otros planes), me ha apenado por los demás...

Un besote!!

El guardian del Faro dijo...

Pues yo lo miro..y después de haber visto la gran boda inglesa, me quedo con esta marcha. Ellos que pongan la pompa, que nosotros pondremos la circunstancia.

:DD