lunes, 26 de mayo de 2008

Sin dormir

Un amigo mio me comentaba ésta misma tarde que para tener un blog había que ser muy constante, tener tiempo e inspiración, porque no todos los dias debe estar uno de humor o de imaginación para escribir.
En lo del tiempo tiene más o menos razón.Yo misma me lo agencio en los ratos más insospechados, como ahora que le robo tiempo al sueño para visitar algunas páginas y decidirme a escribir lo que quiero. Mañana lo pagaré con unas ojeras gloriosas.

Sin embargo no estoy tan de acuerdo con lo de la inspiración. Al fin y al cabo no se trata de escribir un best-seller, ni de derramar grandes pensamientos filosóficos, ni nada por el estilo.
Me parece mucho más sencillo.Todo se resume en compartir experiencias, en contar anécdotas diarias o simplemente en fliparse y dejar volar tu mente hacia el desahogo que necesite.

Él mismo me ha servido de inspiración en más de una ocasión, porque ha sido amable, o me ha contado algo interesante, o simplemente ha compartido un poco de su tiempo conmigo.
O mis hijos que me cuentan sus proyectos y sus problemas , sus ilusiones y sus desdichas, y que además me alientan a seguir.
Mis amigos, que nunca lo leen pero que siempre saben lo que he escrito.(¿A qué me suena esto?)
Mis compañeros de trabajo, que no hacen más que dar ideas malsanas a las que nunca hago caso.
Un libro interesante.
Una canción que me conecte a un sentimiento.
Un momento con magia.
Una subidón de adrenalina.
Una bajada de presión.
Un recuerdo suspendido en mi memoria.
Un deseo que puede que nunca alcance a conseguir.

Y todos vosotros. Un montón de desconocidos estupendos que hacen que valga la pena intentarlo.

Gracias.

1 comentario:

acieloabierteño dijo...

me encanta lo del blog, asípodemos ver cosas que generalmente no dices, y podemos contestarte. lo que no me mola es que, un día que me inspiro y pongo una respuesta chula chula de veres (la de las palabras en femenino), va y nadie la contesta.joooo
en fin, por lo menos nos reímos, jejeje.