jueves, 26 de mayo de 2011

...Y nada más que la verdad

                               
Dime que nunca atravesarías las dificultades por mí. Que el mar de la tranquilidad es mejor que la tormenta de mis brazos.                       

Que podrías vivir sin mi piel y el sonido de mi voz. 

Que tus manos no me buscarán, aunque se sientan huérfanas.

Que nunca recordarás cómo se agitaba mi cuerpo.

Que prefieres el paraíso a morder de mi manzana.


Anda. Dilo.

Miénteme.

5 comentarios:

Te susurraré... dijo...

¿Y para qué quieres que te mienta? Si la verdad suena mucho mejor...

Yo miento si te digo que no me gusta leerte.

el Sr. Skywalker dijo...

Vamos a contar mentiras, tralará.
Quita, quita, donde esté la cruda y cruel verdad que se quite la dulce mentira compasiva. ¿O no?

pseudosocióloga dijo...

Mmmmmmmmmmmm

Fer dijo...

Guardian, que te pasa...!! Eres masoca, o que ???. Como os gusta a las mujeres que os "castiguen" eh ???

Besitos o prefieres algo más duro ? ;)

El guardian del Faro dijo...

Chicas 2 - Chicos 1
Fer, tu no cuentas...¡jajajaja!

La verdad es que Elvis me hizo pensar en Adán y me salió esto...¿porqué será?

;DD