martes, 3 de mayo de 2011

(con)Fabulando

Le había prometido el mar y una puesta de sol.
Un Tiziano, Pachelbel, una brisa cálida en las mejillas y un viaje al paraíso.

Le había prometido caricias inconfesables y deseos a gritos.
Besos de gominola y paseos tomados de la mano.

Le había prometido amaneceres insomnes y vivir sueños. Arrancar una sonrisa a las lágrimas y que su cielo volviera a ser azul.

Azul, azul, azul.....Intensamente azul.

Y sigue esperando mientras observa la lluvia....

6 comentarios:

Te susurraré... dijo...

Hay promesas que no se pueden cumplir.

pseudosocióloga dijo...

¿Y para qué prometer lo que no vas a cumplir?

Fer dijo...

Caramba Guardian, no te rindas, leches!!... Puedes hacerlo. Las promesas hay que cumplirlas.

Un besin (tu puedes)

el Sr. Skywalker dijo...

Decía Tierno Galván que las promesas electorales están para no cumplirlas.
¿No sería el caso?
¿Le pedía el voto a cambio?

El guardian del Faro dijo...

Cierto, Susurros, no se puede ir contra los elementos.

No seas tan quisquillosa Pseudo, sólo es un aplazamiento.

Gracias Fer, me encanta que creas que soy capaz de todo eso. Y más...

No Sky, es mucho mejor. Sólo hay que estar...y disfrutarlo.

Jauroles dijo...

La espera a veces merece la pena. Espero que este sea ese caso!

Besos.