jueves, 16 de diciembre de 2010

Ka mate, ka ora

Paseando por el blog de Fiebre, lanzaba ésta una pregunta que me hizo ponerme a pensar sobre mí misma. La cuestión era si lo que hacíamos en la adolescencia ya definía de algún modo lo que seríamos después. Y la verdad es que creo que en el fondo sí. Vale, con las matizaciones que dan el tiempo y la experiencia....pero, oye, eres lo que eres y ya está. En tu fuero interno lo sabes.

Intentando recordar qué narices hacía yo en aquella época ( allá por los albores de la humanidad) me dí cuenta de que ya era una persona activa. Vamos, que si puedes y quieres....mejor hacerlo ¿no?.
Por supuesto lo que aprendes en tu casa también es fundamental. Y en la mía, como ya he dicho, la música y el deporte son sagrados. Por lo tanto mis recuerdos, obviamente, tenían que estar llenos de algo de esas dos cosas.

¿Y cómo era?....Pues imaginad a una chica alta, rubia, con menos carne que una bicicleta (según mi madre) y trece añitos de ná. Un día cualquiera de verano, en la playa de Gandia, con todos los amigos de los apartamentos donde veraneábamos y algunos más que habían venído del pueblo a pasar el día.
Poco a poco se iban formando los dos equipos. Los que habían sido elegídos capitanes escogían por turnos entre la concurrencia. Mi hermana y yo nunca de los jamases en el mismo. Porque se armaban un lío monumental si tenían que adivinar en nanosegundos cuál de las dos llevaba la pelota (no sabéis la de veces que me han dicho: "eh, tú , la que seas....¡pasa la pelotaaa!").
Junto con mi primo, éramos los más jovenes del grupo.
Cada equipo se encargaba luego de "montar" sus palos como buenamente pudiera y la pelota, obviamente, no era oval pero nos daba lo mismo. Y entonces.....daba comienzo el partido de rugby más alucinante que ver se pueda.
Los placajes en la arena te dejaban molida para días, pero...¡¡¡era tan divertido!!. Y encima los chicos te podían abrazar bajo las atentas miradas de las mamás, que sonreían beatificamente.
¡¡Ah!!...¿que pensabáis?...que si juegas, juegas a todo....¡faltaría!


Por eso sé que el hecho de que siempre haya tenido una relación estupenda con los hombres deviene de aquellos placajes, inmisericordes a veces pero siempre limpios, y de convertir la rivalidad en sana diversión.

Nunca tuve fotos de ídolos en mi carpeta del cole, pero si hubiera tenido una hubiese sido, sin duda, de Gavin Hastings. (El último rey de Escocia)
Jugaba con la selección de rugby de su país el torneo Cinco Naciones, que era de obligado cumplimiento....y estaba coladíta hasta el tuétano. Un buen placaje del susodicho y se me hubieran derretido todos los circuitos. ¡Ays!

Y nada de reírse que a otras les gusta Bisbal y yo no digo nada.

También caí bajo el influjo del dios Lomu, aunque de otra manera. Que si lo hubiera visto venir hacia mí a toda castaña, me aparto pa dejarle pasar. Sin pestañear.

(los que leáis los comentarios os daréis cuenta que he añadido esta foto a petición de Pseudosocióloga)



Y como decíamos al principio, eso marca....si no ¿iba a tener yo a este muchacho en mi fondo de pantalla?. ¡¡Amosanda!!






Como él mismo canta sin rubor y a voz en grito, antes de empezar cada partido: " el hombre valiente *, que trajo el sol y lo hizo brillar de nuevo".

¿Y sabéis qué?... ojalá todo el mundo tuviera la valentía de mirar hacia dentro y buscar qué era lo que le hacía feliz. A veces lo perdemos sin motivo alguno.

A mí me sirve para recordar que ninguno es tan grande y tan fuerte como para aplastarme. Y, lo mejor, que jugar con ellos ( junto a....por supuesto) puede ser lo más divertido que puede pasarme. ¿No es estupendo que alguien consiga que el sol brille más para tí?



A todo esto...¿y el Hastings?....¿ande andará?




* (en el original dice peludo, parece que en la cultura maorí tener pelo en pecho es la pera).
Pd: Carter ostenta el record de puntuación, en el rugby mundial de todos los tiempos.

13 comentarios:

pseudosocióloga dijo...

Nosotros en octavo de básica eramos quince chicos y quince chicas en el cole, y siempre que competíamos por equipos sexo contra sexo ganábamos las féminas.A esa edad estábamos más desarrolladas.Cuando empezaron a apuntarse los de los cursos superiores en la hora de recreo, nos prohibieron jugar al churro-media manga-mangotero porque teníamos que soportar el peso de los de B.U.P sobre nuestra riñonada, pero nosotras lo hacíamos encantadas.

pseudosocióloga dijo...

¿Y foto del Hastings?Porque este es unpoco yogurín¿no?

El guardian del Faro dijo...

Como puedes ver Pseudo....tus deseos han sido cumplidos.

;DD

besos

Maria la xirivia dijo...

Yogurín, pero si me veo venir a ese hacia mi yo no me aparto ni de coña! Madre mia, quien fuera pelota para que me manoseara ese "yogurín". Jajajajajajajajajajaja.
Madre mía como me lea uno q yo me sé me mata...jajajajajajaja.

pseudosocióloga dijo...

Graciaaaas, no está nada mal......a mi me gustó uno que jugaba en un equipo español...pero le asusté....

Te susurraré... dijo...

Mira que te leo y sin conocerte, en realidad te pega esta historia tan original de que te guste el rugby y etc. Jeje.
Y al yogurín (que yo no le veo tan yogurín) le esperaba yo venir! Uff.

Besos

Anónimo dijo...

Pues creo que el Hastings anda como presindente de un equipo de rugby "profesional" de Edimburgo...

http://www.telegraph.co.uk/sport/rugbyunion/2320211/Gavin-Hastings-appointed-chairman-of-Edinburgh.html

http://en.wikipedia.org/wiki/Gavin_Hastings

Vamos, una de las típicas salidas para leyendas como ésta, la verdad...

Hgo.

Pd.- Lo siento, todo está en inglés, si necesitas traducir algo me lo dices, ;)

Anónimo dijo...

Por cierto... una gozada leer un post como este... Una verdadera gozada...

Y eso que yo por aquel entonces me deleitaba viendo a los galeses ganarle a tu Hastings cada vez que jugaban ;)

Hgo.

El guardian del Faro dijo...

Te entiendo Pseudo...que a nosotras lo de que no eramos iguales nos importaba un pimiento.
Si ellos podían hacerlo, nosotras también. ;))


Marieta...¡¡jajajaja!!..un capón fiko que te ibas a llevar. Sabía que te iba a gustar. Por cierto, ahora que te veo por aqui ¿y tu historia?...¡¡que nos tienes abandonados!! ;D

Susurros...espero que no me estés llamando rarita. Y yo también, sin conocerte, me imaginaba que mirarís al muchacho con buenos ojos. Pero, por fa...luego nos lo devuelves. ;DD

Hugo...no me voy a molestar porque tu Gales le ganara a mi morenazo, es lo que tiene esto, unas se gana y otras se pierde.
Gracias por los enlaces. A mí sí que me da gusto verte por aquí.

Besos para todos

La pequeña Meg dijo...

Me encanta este post, me ha hecho recordar mi inafancia-adolescencia. Creqo eque era más gamberra, y ahora hay cosillas que no haría ni en broma, pero en esencia creo que soy la misma. En mi caso mis pasiones eran la musica y el cine, y aún lo son...

Un abrazo!!

El guardian del Faro dijo...

Pues claro Meg....yo tampoco juego al rugby. Pero hay que mantener ese espíritu y sacarlo a pasear siempre que se pueda. La vida es el mejor juego de todos.

besos guapa

Debajo de la cama tiene la mano María dijo...

El día que llame a mi madre y ésta me coja el teléfono...haré una fiesta con globos y todo....

El guardian del Faro dijo...

¡Jajajaja!...pues te llamo yo, ya puedes ir añadiendo la música. ;DD

TQ
Besos