lunes, 12 de julio de 2010

Carta para Jan


Queridos compañeros holandeses:
Queremos felicitaros por vuestra magnífica actuación en el campeonato del mundo de futbol.
¡Subcampeones!...nada menos.

Ya vimos que pusísteis toda la carne en el asador....y los cuchillos entre los dientes. Que lo intentasteis con todas las disciplinas deportivas conocidas, incluido el karate. ¡Cuanta entrega!, ¡qué despliegue!.

Lástima que esos azulones de la roja os salieran indestructibles, con la de obuses que les metísteis. Y ellos ahí, venga a marearos con la pelota, menuda panda de sobraos.

Naufragásteis al final, a pesar de la determinación de Van Bommel de partir a Iniesta en dos. ¿Quien os iba a decir que un pequeñín de Albacete tenía poderes regenerativos?, ¡que no se llama Neo, se llama Andrés!

Desde aquí os apoyamos y nos solidarizamos con vosotros, que no fuisteis a luchar contra los elementos (creo que esto era de otra historia), aunque de repente se os pusiera el sol.

Otra vez será.


Pd: Recuerdos de todos los compañeros mientras sacamos el cava para brindar....¡¡¡por la Roja!!!

3 comentarios:

El guardian del Faro dijo...

Como ves Hugo, lo estaba escribiendo mientras me dejaste el comentario. ¿Creías de verdad que podía faltar?


Besos ganadores....para todos los que paseais por aqui.

Jauroles dijo...

Creo que, al menos en la final, olvidaron en que consiste el fútbol. Hay que golpear el balón, y no tobillos, rodillas o pechos...

Abrazos.

Maria dijo...

No soy nada futbolera, de hecho, salgo corriendo de cualquier habitación en la que haya una televisión emitiendo fútbol. Pero... creo que me he contagiado de la euforia general. ¿Es esto grave? Así que... como decías al final, ¡por la Roja!

Besos