domingo, 18 de enero de 2009

Perdida

Gente que entra y sale sin parar. Llamadas telefónicas que no esperaba. Despedidas.
Amigos reencontrados en situaciones difíciles. Discusiones estériles. Sorpresas.
Y este sentimiento de desánimo permanente.

¿vale la pena? ¿realmente vale la pena?

No tengo un buen dia. Y la verdad es que no tengo ningun motivo concreto para no sentirme bien.

Será que esperaba una domigo tranquilo y se ha roto de la forma más idiota. Que esperaba hacer algo ameno y voy a acabar sin hacer nada. Que necesito un poco de alegria y no paro de funerales. Que me gustaria estar sola y no me dejan. Que me gustaria largarme.


Y sobre todo, que es imposible tener lo que has perdido hace tanto tiempo.

Pero mañana....

Volverá a salir el sol.

1 comentario:

Marieta dijo...

Es verdad, demasiados entierros, pero el sol ya está fuera, y a partir d ahora cada vez más.
Y si no te regalo una bombilla gigante y nos ponemos las dos debajo. Jajajajaja.
Un besito, ma.
T quiero.