jueves, 8 de septiembre de 2011

Hace tanto....

Y de repente volví a sentir la misma sensación ante aquellos libros, nuevos, aún sin estrenar.
El olor de los lápices y las gomas Milán;  el cosquilleo de empezar algo nuevo; la alegría de reencontrar a los compañeros...

Deberíamos poder volver, aunque sólo fuera un día.
Ahora estamos solos y hacemos test on-line.

7 comentarios:

Rochitas dijo...

Qué lindos recuerdo que traen viejos aromas. Qué bueno que se hayan convocado.

Elvis dijo...

Y sobre todo, lo que significa ir al cole: no tener edad para trabajar jajajaja
Eso sí que es verdadera nostalgia...
Besos.

La pequeña Meg dijo...

Recuerdo perfectamente el olor de las gomas, doy clases particulares y ahora que empieza el colegio y los niños compran gomas nuevas las huelo, deben pensar que estoy chiflada :-)

pseudosocióloga dijo...

Ay no....que pereza.
A mi me ha dado penita hasta dejarla a ella.

El guardian del Faro dijo...

Sí, Rochitas, aunue evocar a las personas es lo mejor, ¡que buenos momentos....

Elvis...¿que tu aprobabas sin estudiar?¡Ah!, te refieres a no tener responsabilidades....

Qué sabrán Meg, ya se harán mayores...

Venga Pseudo...seguro que ella ha vuelto tan contenta.

Besos a tod@s

Maria dijo...

El olor de las gomas Milán y el de los lápices... no podías haber resumido mejor los años de colegio. Me has hecho cerrar los ojos un momento y volver a notar los olores y algún que otro recuerdo, aún llevo la sonrisa en la cara!

Besos

Fer dijo...

Uhmmmm, si... recuerdo perfectamente aquellas sensaciones. Las mariposas en el estomago por la incertidumbre del comienzo del nuevo curso... profesores, libros, asignaturas, aulas y volver a ver a los amiguitos... De todos modos, y si me dieran ocasión de volver a comenzar, le diría al genio, que ni de coña... ;)

Un besin