miércoles, 13 de octubre de 2010

Esto son "pilares"...y no el libro ese.

De vuelta de este super puente y antes de nada quiero disculparme por abandonaros sin despedirme, máxime cuando casi todos os habéis pasado por aquí. Pero es que no tuve ni tiempo para rascarme, cuando ya tenía la fiesta encima. Y lo he aprovechado pero que muy bien.

Hacía tiempo que no íba a Zaragoza por estas fechas. Y eso que voy al menos un par de veces al año.
Así que he cumplido con todo el ritual: paseo Independencia arriba, paseo abajo, haciendo piernas para rebajar la comida. Que hay que ver lo que he comido, tapas mil a cual más buena. Ahora, lo de las anchoas con cazalla.....superlativo. Debo de haberme traído una tonelada de sobrepeso, jejeje.
Y el ternasco, el vino del somontano, el pastel ruso, la trenza que trajeron los de Huesca...... ¡por Dios!, si sigo allí un poco más exploto literalmente.
La visita a la Pilarica, por supuesto. Y para remate una joticas en vena, que me dolían hasta las pestañas de ver a los zagales dar tanto brinco.

Y sobre todo el buen humor, la amistad franca y desprendida de mi gente aragonesa, el calor de la gente cercana aunque siempre estemos lejos. Siempre me hacen sentir como en casa.

Pero sobre todo, esa sensación de que me he llenado de vida que me traigo de vuelta. Como si cogiera fuerzas para seguir.
Y es que esto... ya es otra cosica pues, maño.

7 comentarios:

HombreRevenido dijo...

Y yo trabajando. En fin, que el cielo exista aunque mi lugar sea el infierno.

Aupa los productos de mi tierra, muerte a las dietas hipocalóricas.

El guardian del Faro dijo...

Y lo que me gusta tu tierra....hasta la borraja me como, pa que veas.
¿Quién me iba a entender mejor que tu?

;DD

Jauroles dijo...

Me alegro que lo disfrutaras!

Besicos, mañica.

Jauroles dijo...

Me alegro que lo disfrutaras!

Besicos, mañica.

pseudosocióloga dijo...

Yo soy de Zaragoza y me encanta la borraja, ahora lo de ir en fiestas...no sé, si hasta dudo de si son sanfermines, por el tufo a vino.
Qué malo el libro de los "pilares"ese.

Maria dijo...

No le des más vueltas a tu toma de contacto con la gastronomía local. Por lo que cuentas, no hay nada de comida basura, todo son cosas de las de siempre (lo malo habría sido que te hubieses metido en vena cinco o seis dosis de Mcdonalds). Además, seguro que pronto hacen un estudio médico en Harvard acerca de las propiedades limpiadoras de venas de la cazalla. ;)

El guardian del Faro dijo...

Pseudo, a mi el libro me gustó, pero si tengo que elegir me vuelvo a Zaragoza.

Y limpiar no se si limpia, Maria, pero atacar...ataca. ¡menuda es la cazalla!

besos festivos ( a las dos)