lunes, 17 de enero de 2011

Vacunación urgente...

Eso es lo que deberían hacer con toda esa gente, que pulula por ahí solventado sus diferencias como perros rabiosos. A dentelladas.
Una buena dosis de vacuna antirabia y solucionado.

Y a los dirigentes que arengan a las masas sin pensar en las consecuencias, una buena vacuna antigilipollez les vendría que ni pintada.

Nada, nada, nada....puede justificar que a uno le partan la cara, sólo porque es de otro pensamiento político.

Sr. Cruz, le deseo una rápida recuperación.

¿Alguien se ha preguntado adónde vamos?

8 comentarios:

pseudosocióloga dijo...

Yo creo que el ser humano es malo por naturaleza, así que en la educación que les demos a nuestros hijos estribará la diferencia, yo, desde luego, a veces pienso que soy de otro mundo.

HombreRevenido dijo...

A río revuelto ganancia de pescadores.

Qué triste que la rabia de muchos se canalice en beneficio de unos pocos.

El guardian del Faro dijo...

Cierto, Pseudo...por eso deberíamos pensar qué ejemplo damos a los que vienen detrás.

¿Beneficio, Hombre?...¿que pueden haber ganado?. Salvo la dudosa glorio de machacar a alguien y salir en los papeles.

Ahora me acuerdo de la madre Gertrudis...si estos la hubieran conocido, no se canteban ni un pelín.¡Ya te digo!

besos

pseudosocióloga dijo...

Nooooo, yo también tuve una madre Gertrudis en mi vida, cuando repetí 2ºB.U.P, me sacaron del mixto de toda la vida y me llevaron a monjas, tenía mucho carácter(la madre)pero era mala.

El guardian del Faro dijo...

¡Jajaja!...ya sabes a lo que me refiero pues...a cualquiera se le ocurrían maldades con la susodicha.

El guardian del Faro dijo...

Por supuesto quería decir canteaban...de cantear, una expresión que siempre me ha hecho mucha gracia. ;DD

Fer dijo...

Pues yo opino al contrario, es decir, que el ser humano es bueno, y que las circunstancias del medio son las que lo malean. Hay que ponerse en la situación para comprender las cosas, pero NUNCA, es justificable la violencia en ningún caso.

Saluditos ;)

Maria dijo...

Afortunadamente, todavía quedan por ahí personas que no necesitan la vacuna.

¡Besos!